viernes, febrero 23, 2024

Los trabajadores en ERE se disparan un 44,5% hasta noviembre y alcanzan los 3.200 afectados

Más Leido

El número de trabajadores que se han visto afectados por un despido colectivo (ERE) durante los once primeros meses del año 2023 llegó a los 3.204, lo que supone un incremento del 40,6% respecto al mismo periodo del año previo. Así arroja los datos publicados por el Ministerio de Trabajo este miércoles. De este modo, hasta noviembre de 2023 tuvieron lugar un total de 780 procedimientos de despido colectivo, suspensión de contrato y reducción de jornada que afectaron a 613 empresas y 10.068 trabajadores.

Si comparamos estos registros con los datos recogidos en el mismo periodo de 2022, observamos que el número de procedimientos se incrementó un 45% y el de empresas, un 34,7%. No obstante, el número de empleados afectados se redujo un 36,2%, presentando descensos tanto en las suspensiones de contrato (48,8%) como en las reducciones de jornada (53%), frente al aumento que se experimentó por parte de los empleados implicados en despidos colectivos (40,6%).

Aun así, los trabajadores afectados por una suspensión de contrato (6.292) siguen presentando las cifras más elevadas, sobrepasando considerablemente a aquellos afectados por un despido colectivo (3.204) o una reducción de jornada (572).

Respecto a las causas, la mayor parte de los trabajadores se vieron afectados por procedimientos motivados por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP), y sólo 438 se vieron en un expediente por fuerza mayor.

Si miramos más en detalle a los trabajadores afectados, se puede distinguir que la gran mayoría pertenecía a los sectores industrial (5.139) y de servicios (4.546). Aquellos trabajadores encuadrados en el primer sector están incluidos con más frecuencia en una suspensión de contrato, mientras que los segundos, lo suelen estar en un despido colectivo.

Por otra parte, si ponemos el foco según la actividad y el tipo de procedimiento, destacan 4.269 trabajadores afectados por una suspensión de contrato en la industria manufacturera, aunque representan la mitad respecto al año anterior. Asimismo, se han registrado 725 empleados del comercio implicados en un despido colectivo (lo que se traduce en un aumento del 142% en comparación con un año antes) y 577 de transporte y almacenamiento, también en un despido colectivo (esto es ocho veces más que en el mismo periodo del 2022).

Además, cabe señalar que esta tendencia de crecimiento de los ERE transcurre en un contexto en el que se han anunciado procesos de regulación, tales como los planteados por empresas como Telefónica, Ford, Holaluz, Bayer o Sabic.

Los trabajadores en ERE se disparan un 44,5% hasta noviembre y alcanzan los 3.200 afectados (larazon.es)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos Artículos